Kalanchoe daigremontiana (Bryophyllum daigremontianum ): La planta que combate el cáncer

El Kalanchoe daigremintiana es una suculenta de la familia Crasuláceas endémica de Madagascar, formando parte de las 125 especies de este género utilizado en la industria cosmética, alimenticia, ecológica y agroindustria.

La presencia en mi jardín de esta especie, llamada comúnmente aranto, auluga o espinazo del diablo, surgió de manera espontánea y  probablemente aparezca de la misma forma en el tuyo. Siendo ésta una planta invasora por su facilidad de reproducción, obtuve muchas de ellas, las cuales regalaba o vendía dependiendo del caso. Cursando un diplomado de fitoterapia en la Universidad Finis Terrae, me enteré de su actividad anticancerígena .
Surgió un día que un señor dedicado a la oftalmología me compró todas las plantas existentes y así, en menos de un mes, muchas personas me consultaban y compraban la planta. Al agotarse en mi stock, consulté en distintos viveros y en ellos ocurría el mismo fenómeno:  en poco tiempo se agotó del mercado.
Ante esto pregunté: ¿Por qué el interés tan repentino por conseguir el kalanchoe?… Me enteré que fue recomendado en un programa matutino de la TV chilena…
Me propuse cultivarla, pero antes decidí hacer una investigación científica sobre dicha especie, concluyendo que efectivamente es anticancerígeno, ya que contiene glucósidos flavonoides y bufadienólidos, entre otros principios activos.

Los compuestos bufandienólidos tienen actividad en los husos cromátidos, deteniendo la mitosis, por ende, en el crecimiento de los tumores cancerígenos. Esta es la razón principal de su acción medicinal, sin embargo, debido a su carácter citotóxico, no debe ser consumido sin conocimiento y recomendación médica, ya que su toxicidad puede traer consecuencias cardíacas por lo que NO es recomendable para personas que sufren patologías de este tipo, personas embarazadas, madres en período de lactancia, ni  menores de 6 años.

Teniendo en cuenta las indicaciones anteriores, y debido a que se trata de una planta; puede ingerirse cruda, en ensaladas,  jugos o como tizana. Aún así, se debe tener en cuenta que no debe sobrepasar la dosis recomendada, esto es, el 0,5% de la masa corporal. Por ejemplo, si una persona pesa 70 kilos la cantidad máxima de kalanchoe es de 350 gramos, los que deben ser divididos entre 5 gramos diarios. Sobre esta dosis, el Kalanchoe daigremontiana es tóxico, por lo que tampoco debe ser consumido por animales domésticos ya que actúa como insecticida de las larvas del gusano de seda.

La literatura referente al género Kalanchoe es amplia y diversa, sin embargo, en Chile no se ha estandarizado como medicamento debido a la escasez de investigación y ensayos; pero sí se expende como suplemento alimenticio traído del extranjero. Se vende con nombre de fantasía en farmacias galenas y su uso debe ser recomendado por profesionales del ramo.

Catalina Iracheta Naranjo
Profesora de Química y C. Naturales (UTE , 1976)
Investigadora en Botánica y fitoterapeuta ( U.FT 2014)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *