CANTUTA, FLOR SAGRADA DE LOS INCAS

La cantuta, científicamente, Cantúa buxifolia, es considerada flor nacional tanto en Perú como en Bolivia, siendo cultivada desde tiempos inmemoriales por las culturas andinas. Puede alcanzar hasta dos metros de altura y es de hoja perenne, salvo en climas fríos donde puede perder parte de sus hojas.

La cantuta fue cultivada con fines decorativos por las antiguas culturas prehispánicas, por la belleza y variedad en el color de sus flores. La flor de la cantuta de color rojo púpura era llamada la flor del Inca, y considerada sagrada, de allí que ha sido reproducida en sus textiles y cerámicas en calidad de sumisión.

Desde épocas precolombinas los pobladores andinos han admirado y rendido culto a las montañas sagradas o apus que protegen sus territorios, e incluso hasta el día de hoy algunos pueblos mantienen la costumbre de venerarlos, poniendo flores de Cantuta en sus laderas para representar el aprecio y devoción por dichas montañas sagradas.

Se dice también que representa la sangre y espíritu vivo de los hombres nobles. El aríbalo, cerámico representativo de esta cultura andina, adopta la forma de la flor de la cantuta, pero estilizada en su base. Las flores de cantuta amarillas eran dedicadas al dios Sol debido a su color y brillo semejante. Antiguamente se empleaba las flores de cantuta en los ritos funerarios para conmemorar al muerto. También existía la creencia que adornando al difunto con estas flores, la savia de su corola aplacaría su sed en el largo viaje a ultratumba.

Esta  especie oriunda de los Andes del antiguo Alto y Bajo Perú  ha sido cultivada desde épocas ancestrales  y los incas quedaron maravillados por su gran belleza promoviendo el cultivo en todos sus dominios, consagrándola al dios Sol (Inti) de allí que también se le conoce como “La Flor Sagrada de los Incas”. Es una planta  de flores hermosas con colores vivos;  existen plantaciones en diferentes partes del país en Apurímac,  Abancay es el lugar prodigioso donde también crece esta hermosa planta, Cuzco,
Ancash, Cajamarca, Huánuco, Puno y entre otras. La cantuta servía para adornar las sienes de los jóvenes que iban a ser sometidos al huarachicuy, ceremonia en la éstos se convertían en guerreros. Se dice que losIncas hallaron en la cantuta esencias naturales que permitían la conservación del agua, cuando el Inca Emperador participaba en alguna ceremonia los caminos por donde se le llevaba eran adornados con flores de Cantuta.

A principios del s. XX, en el departamento del Cusco, l
a cantuta era muy usada en las ceremonias fúnebres pues se creía que su contenido de agua podría calmar la sed del difunto durante el viaje eterno.

Los primeros días de febrero se realiza en las comunidades cusqueñas de Sacaca y Chahuaytiri la Fiesta Sacra, en la cual los hombres realizan una larga caminata que bordea los cerros
considerados sagrados y donde al pie de cada montaña dejan un montículo de piedras adornado con bellas flores de CANTUTA, que representan su aprecio y devoción.

En algunos pueblos puneños, sobre todo durante la cuaresma, se utilizan pétalos de CANTUTA para adornar cruces y hacer alfombras de flores para las procesiones.
Los pobladores del Altiplano elaboran collares con flores de CANTUTA para colgarlos en sus puertas como símbolo de hospitalidad y bienvenida a los visitantes.
En la sierra las flores de CANTUTA adornan los sombreros de las mujeres solteras y así comunican su estado civil.

 

Algunos investigadores atribuyen a esta flor, propiedades tintóreas de las que se obtiene el color amarillo del tallo y las hojas.

PUEDES ENCONTRARLA EN JARDIN LOS TRES COPIHUES

FUENTES:

http://www.guiadejardineria.com/

http://marluzse.blogspot.cl/2011/07/la-cantuta.html

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *